CORREO ELECTRÓNICO

(Solo Orientaciones)

Este servicio se dirige a aquellas personas que desean tener una opinión profesional sobre una cuestión o problema específicos. Debemos tener en cuenta que a través de correo electrónico no se puede llevar a cabo un tratamiento debidamente estructurado. Más bien tiene el objetivo de poder ofrecer una respuesta de asesoramiento en relación al problema que nos impide avanzar en nuestra vida diaria. Sin embargo, cada consulta se estudia de forma totalmente personalizada y con la garantía de obtener un punto de vista profesional e imparcial por parte de un psicólogo colegiado ( www.copc.cat ).

La ventaja del correo electrónico con respecto a otras formas de comunicación virtual es la no necesidad por parte del cliente y terapeuta de conectarse simultáneamente. Es decir, el cliente puede elegir el mejor momento para escribir y exponer de la forma más clara y concisa posible el problema que le ha llevado a consulta (ver formulario de consulta).

Hay personas que, por su problemática o bien por su manera de ser, presentan más dificultad que otros para expresar sus sentimientos, sus emociones y sus pensamientos de forma verbal. Este tipo de consulta no pretende fomentar esta forma de comunicación sino ayudar a quien tiene estas dificultades a dar el primer paso para solucionar su problema.

Por otra parte, el simple hecho de escribir ya resulta terapéutico, dado que estamos obligados a estructurar nuestras ideas, nuestros estados de ánimo y nuestras emociones para que nuestro interlocutor pueda entender cuál es nuestro problema.

Una vez recibida la consulta, se intentará dar una respuesta en un plazo de entre 24 y 48 horas desde su recepción.

CHAT

Hay personas que necesitan seguir un tratamiento más estructurado, aunque por las razones que sean no les es fácil o cómodo seguir de forma presencial.

En este caso, las nuevas tecnologías nos ofrecen los servicios de Chat que nos permiten poder poner en marcha una terapia de una manera bastante parecida a como se haría en una consulta presencial, aunque somos conscientes de las limitaciones que estos métodos pueden ofrecer.

Este tipo de psicoterapia se complementará con comunicaciones a través de correo electrónico cuando así sea necesario: auto-registros, tareas para llevar a cabo en casa, dudas sobre sesiones anteriores, etc. En la Terapia Breve Estratégica no se determina previamente la duración de la sesión, pues cada problema y cada persona pueden requerir de un tiempo diferente: quizá con 20 minutos es suficiente, o bien se necesitarán 90 para poder captar mejor todas las características del problema. Habitualmente la frecuencia de las sesiones será quincenal, a no ser que las características del problema recomienden una variación.

Psicoterapeuta y cliente acuerdan un máximo de 10 sesiones para empezar a ver algún cambio respecto a la situación original del problema. Si en estas 10 sesiones no se ha observado ningún cambio, se decidirá no continuar con la terapia, pues el terapeuta no quiere (ni debería) ser cómplice del problema de su cliente. Si, en cambio, se han observado cambios que van en la buena dirección, se puede decidir conjuntamente continuar la terapia, aunque en la mayoría de los casos 10 sesiones son suficientes para solucionar el problema (véase Estudios de Eficacia y Eficiencia ).

En principio, para llevar a cabo la psicoterapia se utilizará el Messenger, aunque puede ser otro programa si el cliente lo prefiere así.

TELÉFONO

Si por las razones que sean el cliente dispone y prefiere utilizar el teléfono fijo, en el formulario de consulta sólo deberá indicar su número y nosotros le llamaremos sin ningún coste añadido. En cuanto a la duración y frecuencia de las sesiones, son las mismas que las detalladas en el apartado PSICOTERAPIA VIA Chat.